Con pies de plomo

septiembre 22, 2014
Te hicieron daño. Sin causas, sin motivos, sin expectativas.

Sucedió y, desde entonces, sin querer, como acto reflejo, como muralla para tu castillo, no eres la misma persona. Tienes las puertas cerradas. Y lo entiendo. Con pies de plomo te dicen muchos.

pies de plomo

A todos nos han hecho daño alguna vez. Y te sueltan esa frase de que el dolor nos hace fuertes, pero tú no quieres ser fuerte, sólo quieres que pare. Quieres acabar con esa realidad que te presiona el pecho unos segundos después de despertar, cuando todos los recuerdos nublan tu mente una vez más. Siempre presentes. Siempre presentes. Siempre presentes. Como tu canción favorita sonando en el tocadiscos una y otra vez hasta que se raya. Y en ese momento, en el que la calma del sueño te abandona para caer de golpe en la realidad, ese momento es eterno. Y, por cierto, es una mierda.

No te lo esperabas, pero te hicieron daño.

Tú diste todo o estabas dispuesto a darlo. Por qué. Confiabas en esa persona, nunca te lo hubieras esperado y, desde luego, jamás se lo hubieras hecho tú. Por qué. No lo sé, probablemente ella tampoco y, también, probablemente si hubiera podido escoger, no lo hubiera hecho. Pero así somos, jodídamente imperfectos, carne y hueso, arrasando con lo que encontramos a nuestro paso. Como un huracán, sin calma.

Pero, para un segundo y piensa, ¿si tiene solución de qué te preocupas? Y, si no la tiene, lo mismo te digo. ¿Qué va a cambiar las cosas? Ir con la cabeza hundida entre los hombros no va a hacer que un Dios se dé cuenta de que estás ahí y te compense por esos años y años de decepciones.Meterte en la cama y taparte con las sábanas no va hacer que, cuando te destapes, te encuentres en el mismo lugar, en la misma situación. Que nada haya cambiado. Que todo siga igual.

El tiempo de la tormenta lo escoges tú y tus ganas de encontrar la calma. No hay mal que dure cien años, ni cuerpo que lo aguante.

superar una ruptura

Después de todo ese dolor, cuando ya no lloras, y la presión del pecho disminuye. Cuando esa persona deja de importante y sólo quedas tú, ya no eres el mismo. Y no te culpo, porque todo lo que pensabas se echó a perder, y tu mundo de princesas y castillos encantados se convirtió en un cuento de niñas. Y lo es, porque la verdad muchas veces hace daño, y eso está bien. La verdad tiene que doler de vez en cuando. Hacer oídos sordos a nuestros problemas, dar de lado a personas que te quieren quitar la venda, no vale de nada. Después de ese dolor, lo único que tienes es a ti, y a todas las personas a las que permitas acompañarte. Eso es más de lo que ninguno podríamos desear jamás. Tienes la llave de las puertas de tu vida, tú decides a quien invitas.

Y ya no eres el mismo. Un cuerpo lleno de cicatrices invisibles que, de vez en cuando, sangran. Tienen razón, arriesgarte a ser decepcionado de nuevo es un riesgo innecesario. Para qué, les dices tú. Y te alejas, de todas esas personas que pueden darte tanto. Eres más frío, desconfiado, más insensible, más inaccesible.Pero te diré algo, te estás equivocando.

miedo a una relacion

Te quedan muchas decepciones por vivir, muchas lágrimas que derramar, y muchos chascos que llevarte.

Y puedes hacerlo sólo o en compañía. Si crees que alejándote del mundo va a hacer que te sientas mejor, estás muy lejos de la verdad. Estás malgastando mucho tiempo, y créeme, no nos sobra. Te quedan muchas cosas que compartir y mucha gente a la que conocer, a la que harás mucho daño. Y tal vez, cuando ellos lean estás palabras estarán pensando en ti. No le cierres las puertas de tu vida, porque seguramente es una persona increíble que te estás perdiendo. No vayas con miedo, no controles tus ganas de darle un beso, de contarle tus secretos inconfesables o parecer ridícula de vez en cuando. No vivas con pies de plomo, es una carga innecesaria.

confiar tras una ruptura

Date una oportunidad y sino, una buena hostia, al fin y al cabo de vez en cuando nos viene bien.

  • También podría gustarte...

    No Comments

    • Reply
      Lo que te estaba contando
      septiembre 25, 2014 at 07:16

      Nos encanta cómo escribes! Se nos ponen los pelos de punta con cada entrada. Qué ganas de leer más!

      Nosotras somos un grupo de amigas que acabamos de abrir un blog en el que tocamos temas parecidos-

      Nos vamos siguiendo 😉

      Besitos!

    • Reply
      Nicole
      septiembre 27, 2014 at 02:17

      Hola! Soy una chica que lee tus blogs desde Islandia, que te conoci por facebook y desde ese dia no paro de entrar cada semana aqui. Escribes y describes de forma asombrosa. Un saludo…No cambies 😉

      • Reply
        elvirodriguez
        septiembre 27, 2014 at 11:45

        Hola Nicole, muchas gracias por tus palabras, me encanta que me leas y que te guste lo que ves.
        Espero que te vaya todo bien por Islandia, ¡un abrazo!

    • Reply
      A
      octubre 13, 2014 at 22:15

      Hola, me ha gustado mucho tu post porque describe como me siento.. me hicieron daño y no he podido volver a ser la misma, y tengo miedo porque creo que no voy a poder volver a ser como era antes.
      Me gusta tu blog, te seguiré leyendo
      Besos!

      • Reply
        elvirodriguez
        octubre 14, 2014 at 11:29

        Me alegro mucho que te haya gustado. Sé cómo te sientes y no imagino el daño que te hicieron, pero está bien no volver a ser como antes. Ser un poco desconfiada, no darlo todo enseguida está bien, porque es la manera de saber si realmente importas a la otra persona y que te demuestre que no todos van a tratarte igual. Espero que todo te vaya muy bien, ¡un abrazo!

    • Reply
      comenzandoelcaminito
      octubre 29, 2014 at 10:16

      Reblogged this on comenzandoelcaminito.

    • Reply
      olatz
      noviembre 11, 2014 at 23:28

      Gracias me ha encantado!! Se m han saltado las lagrimas… m hará reflexionar! THANKS

    • Reply
      lilia
      noviembre 19, 2014 at 14:26

      tener fe en Dios y no temer a nada

    • Reply
      Peter Pan
      febrero 13, 2015 at 12:13

      Jamás creí que nadie jamás pudiera entender como me siento… pero no hay una sóla frase que no me describa en tu post… ayer hizo tres años y aún no levanto cabeza, murió mi alma, mi cuerpo, y mi ser… y aún me ando buscando por ahí… “Pero así somos, jodídamente imperfectos, carne y hueso, arrasando con lo que encontramos a nuestro paso” … Si alguien tiene la solución q me o diga.

      • Reply
        COMPARTIENDO MACARRONES
        febrero 13, 2015 at 20:40

        No soy experta en el amor, de lo poco que hablo es de lo que he vivido en mi propia piel o me han contado en secreto. Digamos que la solución es el tiempo, que va borrandolo todo hasta que un día te despiertas y te das cuentas de que en realidad no es para tanto, o por lo menos, no después de tanto tiempo. “No hay mal que dure mil años ni cuerpo que lo aguante”, asique positividad y a conseguir todo lo que te propongas. Un abrazo y gracias por su comentario 😉

    Deja una respuesta

    17 + trece =