poliamor

Historia de Abril: “Maneras de amar”

abril 24, 2018
Hay muchos amores.

Y muchas maneras de amar. A ti, que estuviste siempre, que estás siempre, a ti te quiero cerca, demasiado cerca. De ti estaré enamorada siempre, de tu manera de reír y de tu manera de hacerme reír. De cómo me quieres, y de cómo te quieren los que me rodean. Siempre estaré enamorada de nuestra historia.

Lo más triste de acabar una relación es que en su día pensé que no tendría un final, que ese futuro que veía claro se desvanece, que mis ilusiones y sueños a tu lado desaparecen. Porque tú me has dejado marchar, y yo me he ido. La manera en la que te quiero, en la que nos queremos, ¡es tan peculiar! Pensando que hacía un bien para los dos me he quedado atrancada. He llorado y lloro, y no veo el momento en el que dejar de llorarte.

poliamor

Pero eso me ha abierto una puerta que no quiero cerrar. Me ha abierto una puerta a otro amor. A uno especial, a otra manera de querer. No es comparable. Ni en tiempo, ni en persona, ni en modo, ni en relación, en nada. Pero también le quiero. Me siento culpable, ojalá no le quisiera, ojalá esos sueños a tu lado se cumplieran, ojalá nunca tuviera ojos para nadie más, pero los tengo. Y me enamora. Y lo peor es que eso no hace que deje de quererte a ti.

Se puede, ¡claro que se pueden querer a dos personas a la vez!

No le deseo eso a nadie. Sentir la traición día sí, día también. No poder entregarte al 100% a una persona a quien le quieres dar todo es duro, pero manda el corazón, y el mío está dividido. No juego a dos bandas, no te preocupes, mi tiempo sólo se lo dedico a una persona, pero no sé que es más cruel… si engañar físicamente o de corazón.

querer a dos personas a la vez

Y es que hay muchos amores y, en consecuencia, hay muchas maneras de amar. Yo que pensaba que el tiempo todo lo curaba, llegas tú y me demuestras que no, que no lo cura todo. Dicen que un corazón enamorado cuesta mucho de romper, hacen falta muchos golpes para que realmente se haga añicos, y si lo hace, nunca volverá a recomponerse del todo. Tú no me lo rompiste entero, para nada, y se ha quedado a media herida, a medio sanar y a medio romper, y la duda es lo único que me envuelve.

Y ahora que quiero reconstruir mi vida, ahora que estoy dispuesta a darlo todo a un nuevo amor, a alguien de quien me he enamorado, me doy cuenta que estoy completa e irrefutablemente ligada a ti para siempre, ligada a mi primer amor. Y ya no sé si agradecerte o culparte de que en mi vida siempre tendré parte de ti.

frases amar

Fdo:  anónimo.

  • También podría gustarte...

    2 Comentarios

    • Reply
      David
      mayo 3, 2018 at 17:21

      Me ha calado este post, porque yo viví una situación similar, reconforta saber que no soy el único que ha vivo algo así, porque sí se puede, querer a dos personas a la vez, sin jugar a dos bandas, sin ser un sin vergüenza, sin pretender hacer daño a nadie, aunque inevitablemente se hace, incluso o especialmente a uno mismo.

      Claro que hay muchas formar de querer y de amar, tantas como personas y situaciones, precisamente porque hay amores distintos, es posible que se den estas situaciones… y el tiempo pasa, pero a veces no resuelve las cosas… como dice el final del post, esta persona para bien o mal siempre estará ligada a nosotros, hay relaciones que marcan, y nuestro nuevo yo forma parte de todo lo vivido.

      Habría mucho por hablar…

      • Reply
        COMPARTIENDO MACARRONES
        mayo 7, 2018 at 09:13

        Me alegro mucho que te haya gustado el texto David. Como bien dices, hay muchas formas de querer y cada uno tiene la suya (aunque a veces lo complique todo). Muchas gracias por tus palabras, algún día podríamos ampliar este tema porque hay mucho que contar 😉

    Deja una respuesta

    cuatro × cinco =