historias sobre cancer

Historia de Octubre: “Lucha papá”

octubre 17, 2018

Cáncer. Una palabra horrible, de la que todos nos escondemos, ignorándola, como si la pudiéramos evitar. Escondemos la enfermedad y sus efectos. ¿Por qué? ¿Por su asociación con la muerte? Hoy por hoy morimos por muchas causas, y, sin embargo, nadie teme decir “ha muerto de un infarto”. En la actualidad podemos asegurar que gracias a los avances científicos se puede superar un cáncer, que “del cáncer se sale”.

cancer que es

No sé cómo me enfrenté a la enfermedad. Al principio no sé si lo asumía o no era consciente de ello. Con el tiempo empecé a hacerme mil preguntas: ¿por qué a mí? ¿Qué pasará? Infinitas preguntas sin respuestas. No es a mí a quien le tocó el maldito cáncer, pero sí a mi entorno más cercano. ¿Cuánto tiempo le queda? ¿Cuáles son las secuelas tras los tratamientos? Recuerdo que tenía muchas ganas de que empezara los tratamientos para que se lo quitara de encima cuanto antes. Pero una vez comenzaron, fueron días difíciles y muy malos, ya que la quimioterapia no le sentó bien. Pero él seguía, aguantando y soportando todos los dolores. Vaya paciencia. Lo único que sé, es que el estado de ánimo ayuda a superarlo todo, así que el apoyo es esencial.

Yo era la única de la familia que vivía lejos debido a mis estudios, por eso mil veces pensé en dejarlo todo y volver a casa solo para estar con él. Pero me detenía a pensar en todos los sacrificios que hizo mi familia para que yo tuviera un buen futuro, así que me dije a mi misma que no, no podía tirar la toalla cuando estaba a punto de conseguirlo. Pero la distancia duele, duele tanto. No poder estar ahí cuando más te necesitan. Sé que se vive diferente al estar a su lado y a la vez lejos, es tan difícil de explicarlo, eso sólo lo pueden saber quienes les ha tocado o están pasando por ello.

cancer y familia

Estos momentos malos te demuestran quiénes son tus verdaderos amigos. Amigos que se preocupan por cómo estás, amigos que se dejan la piel por ir a verte a pesar de lo ocupados que están, de vivir lejos. Amigos que desde hace tiempo no estaban y de repente vuelven. En cuanto a la familia, es increíble todo lo que se han volcado. Les estaremos agradecidos siempre por estar en nuestro lado en nuestros peores momentos.

A mi madre, que no se ha venido abajo pese todo lo que tenía encima: el trabajo, la enfermedad y la vida personal. Eres mi heroína. A mis hermanas, que son mi fuerza, no podemos estar las unas sin las otras, las necesito y necesitaré siempre, no sé qué hubiera sido de mí sin ellas. A mi padre, que eres toda una superación, nos enseñaste con coraje que vas a poder con ello porque eres más fuerte que la enfermedad. A ti, especialmente a ti, que siempre estás a mi lado, a altas horas, aguantando mi desesperación, absolutamente todo, tienes tanta paciencia conmigo. Eres especial, recuérdalo.

historias sobre cancer

Ahora hablo sin miedo del cáncer, espero que esto pueda servir a cualquiera que haya pasado o pase por esa situación. No lo deseo a nadie. No quiero decir nada más, sólo aprendan a valorar las cosas pequeñas y vivir. Gracias y lucha papá que nos tienes que dar mucha guerra 💪.

 

Fdo. Bea

 

También podría gustarte...

No Comments

    Deja una respuesta

    doce − 4 =