Amor de Verano

septiembre 18, 2014
Todos los hemos tenido, todos los hemos padecido.

Te preguntarás que estarán haciendo ahora, cómo les va o, mucho mejor, los tendrás sentados a tu lado. Cuántos años han pasado o cuántos meses. Puede que aquel amor de verano ahora sea tu mejor amigo, tu novio, tu mujer, una extraña. ¿Quiénes son ahora? ¿Se acordarán de ti?

el final del verano

No fue una relación duradera (el verano dura tres meses) y la realidad llega con el frío. Sin embargo, nota importante, no pasa nada. Porque esa persona te ha hecho muy feliz, y habéis compartido momentos imborrables. Así que, por favor, cuando leas estas palabras sonríe un poco, navega entre tus recuerdos y agradece que por algún insólito deseo del destino, él o ella se tropezó en tu camino e hizo que las horas de calor fueran más llevaderas.

Cuando lo conoces, la verdad que es extraordinario. Suele ser inesperado, y haces todo lo posible por que salga bien si él o ella se lo merecen. Sabes que vuestro tiempo juntos es limitado, y no te importa. Porque eres optimista: hablaréis por whatsapp, quizás messenger en su momento, haréis skype, os enviaréis cartas o señales de humo, pero nada ni nadie podrá separaros. Sin embargo, y mientras haces la maletas si eres tú el que te vas, te lo continúas repitiendo una y otra vez.

verano de amor

Una parte de ti no acaba de creérselo.

Y cuando las deshaces en tu casa, te das con la realidad de bruces, y esas pequeñas dudas campan a sus anchas por tu conciencia. Crecen, se desarrollan, pero no mueren. Cuando quieres darte cuenta, la rutina diaria te ha absorbido por completo, y ya no escribes corazones en tu diario (no disimules, lo has hecho).

Por regla general, los amores de verano viven muy lejos. No importa cuántos kilómetros haya, pero volver a veros con la misma frecuencia que antes es prácticamente imposible. Y si por algún extraño motivo lo fuera, algo sucedería para que eso no fuera posible. Se iría de Erasmus, sus padres se mudarían de ciudad, se metería en alguna secta, o cualquier otro motivo que te desquicia, y maldices tu mala suerte. Pero es un amor de verano, y no hay nada que hacer contra eso.

un amor de verano

Sin embargo, no todo son malas noticias.

Os volveréis a ver, y estará de vuestra mano que volváis a repetir la misma historia, a disfrutarla o a sufrirla (porque también hay momentos malos). Algún día, si realmente lo queréis, el amor de verano se quitará la camiseta de tirantes y se pondrá un jersey de lana. Y aunque esta metáfora sea un asco, ya me entendéis, el que quiere puede. O tal vez el próximo verano vuelva con novia o tal vez no vuelva, pero todo eso dependerá de vosotros.

Por el momento, lo que os queda es tomarlo con humor, no cerrarse a otras personas pues los meses de espera son largos. Las oportunidades se esfuman en nuestras manos y las cosas deben ser claras por ambas partes. Quédate con los buenos momentos, que probablemente no llegues nunca a olvidar, que te enseñaron tanto. Quédate con los paseos por la playa, las tardes en la piscina, los juegos en la plaza, las cañas en el bar o las risas en la cama. Porque los amores de verano te preparan para los de verdad, y ante eso sólo se puede estar agradecido.

amor de verano

Y si, mientras leías esto has pensado en alguien, qué te cuesta un cómo estás, probablemente se pregunte lo mismo.

También podría gustarte...

No Comments

  • Reply
    Nacho
    septiembre 18, 2014 at 22:14

    Y no nos olvidemos de aquellos amores que quisimos tener y no llegaron a ser. Aquellos que vistos por primera vez ocupaban más de una noche la cabeza loca, a veces adolescente a veces algo más adulta.

    • Reply
      Claire
      septiembre 23, 2014 at 23:38

      Muy buen post, pero me quedo con la penúltima frase, en mi caso un amor de verano me preparó para covertir otro amor de verano en uno de verdad, así que supongo que le tengo que agradecer que se “olvidara” de mi en su momento..

      • Reply
        elvirodriguez
        septiembre 27, 2014 at 11:49

        ¡Gracias chicos! Desde luego ha soplado mucho el viento desde mi primer amor de verano, menor o mayor duraderos, fueron grandes experiencias y recuerdos que no se olvidan y te moldean para futuras personas que están por llegar.

  • Reply
    Pia Torres
    agosto 4, 2015 at 15:37

    ¡Cuánta razón! ¡Excelente post! El verano es una temporada maravillosa, es tiempo de reunirse con viejos amigos, conocer lugares nuevos y perfecto para encontrar el amor. Las frases de verano son perfectas para revivir esas sensaciones y emociones que nos deja esta época del año.

Deja una respuesta

3 × tres =